martes, 15 de julio de 2014

Lenguajes obsoletos

A veces creo que soñar es mucho más ilustrativo y práctico que estar despierto o fuera de cualquier texto. Leer no es solo un placer, es el negocio por donde se nos brinda imaginación visual a pesar de que no veamos más allá de letras. Y es que estas en un orden pueden hacerte ver cosas que ni aunque estuvieran dibujadas verías mejor... a menos que estés ciego, en cuyo caso no estarías leyendo esto sino oyéndolo, que para el caso es lo mismo.

Para mi quedan obsoletas ya las palabras que "lenguaje escrito u oral" significan. Para mi existe lo que es Lenguaje imaginativo, cuyo proceso lógico en el cerebro es el de crear una serie de imágenes con un propósito o fin que puede ir más allá de entretener como podría ser un Lenguaje explicativo que consiste en enseñar sobre algo en lugar de imponer. Por el contrario, los lenguajes que se llevan hoy en día son los contrarios: el Lenguaje creativo (creacional) que consiste en crear una idea o evitar que desaparezca mediante la duda y el Lenguaje disociativo, que consiste en la reiteración de imágenes que obstaculizan encontrar otros procesos lógicos cognitivos como quien dice "buscando la risa fácil" (o muchas veces enlatada). Allá donde se elige darle al espectador información manipulada o publicidad subliminal o indirecta es el tipo de lenguaje que  maman hoy en día a través de los ojos los niños que ven la tele, y ya puestos a decir, los adultos. Es un proceso de descerebralización que tanto se ha esmerado desde el sistema educativo en reforzar, perdón, alejar de aquello que podría significar un paso más allá de la corriente de pensamiento normal que, cómo no, está castigado o penalizado en las aulas o que no se valora y se evita en la tele. Sin embargo, aquel medio que es la literatura, no puede ser nunca embrutecido ni tan si quiera por la censura ya que esta está por encima de cualquier palabra malsonante o fuera de lugar.
Y yo me pregunto, si en la tele no dejan salir pezones ¿por qué los anuncios de champús dejan caer inconscientemente alguno?

[Misma entrada que la de "Un día perdido".]

lunes, 12 de mayo de 2014

El resultado de la vida

El resultado que pueda ser una persona puede definirse por muchas cosas, por un conjunto, por una media, por los miedos, las carencias de una sociedad...
por ejemplo, aquel síndrome que no permite engordar que sufre muy poca gente puede ser el resultado de una sociedad que abusa de la comida basura y que quizás deseaban "no engordar".

Somos el resultado de una serie de errores y fracasos de la naturaleza, pero ¿Acaso los que tienen los ojos azules tienen mayores mejoras visuales que alguien que los tiene de otro color?¿Acaso son los pelirrojos un fallo más? Quizás estén dados a la extinción y a desaparecer por el mestizaje, pero... ¿no seremos todos hombres bajo un mismo ser, una especie?

Somos el resultado no de una sino de muchas vidas, responsables de otras tantas sobre qué es lo mejor para nosotros mismos y qué queremos hacer y cómo lo queremos conseguir mediante la gente que es el único apoyo disponible "gratis", el resto se consigue con dinero.

martes, 29 de abril de 2014

¿Cómo nos quiere? o ¿Cómo nos quiere querer una persona?

Durante los años hemos ido viendo con diferentes ojos a la gente en cuestiones de sexo y amor -porque aunque lo queramos unificar son dos cosas que van separadas desde el principio del universo cuando por una costilla tuvo Adán a su primera mujer... y hay quien se habría dejado el costillar entero- pero esos diferentes amores que nos brinda la vida y el saber elegir más o menos acertadamente, nos hace darnos cuenta de qué queremos y donde elegimos lo que queremos que pase acabamos estando ahí por una fuerza u otra de voluntad propia o falta de esta.

Y otro tema totalmente aparte es la confianza que se tenga, o el autoestima por tu alma como nos queremos nosotros mismos o cómo toleramos los límites de la naturaleza en confianzas, pero ¿cómo nos quiere una persona?

Para empezar, está la apariencia externa, lo que se ve, lo que te llama la atención, el físico, y partiendo de todas las primeras impresiones que te pueda generar eso, podrás empezar a conocer a una persona por el siguiente paso. La conversación. Este es un aspecto intelectual que poco o muy poco se emplea más que como propósito para hacer reír -lo cual es genial-, pero poco o nada aparece en el sentido emocional, los sentimientos, lo que siente una persona que deja de mostrarse neutral.

lunes, 24 de febrero de 2014

Volviendo a las andadas II

Volviendo al tema http://conclusionesdelavida.blogspot.com.es/2011/04/amor.html (Retomo este tema tras una conversación con una amiga estudiante de psicología)
  • Storge (el amor compañero): sería unido al Ágape, por la importancia de que la pareja presente una afinidad de gustos, intereses y nivel de compromiso. [Mental: Amistad + Amor]
  • Eros: sería más el amor adolescente.[Sexual: Social e inconsciente] 

Cómo quedarían los Arquetipos románticos de las teorías del amor. Teniendo en cuenta el mismo triángulo, solo que se reduciría esto http://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_triangular_del_amor en resumidas cuentas al tema http://conclusionesdelavida.blogspot.com.es/2011/04/amor.html  

domingo, 16 de febrero de 2014

Creer

Es difícil quitar una creencia por lo arraigada que está desde el primer momento que entra un pensamiento hasta que es cambiado; a veces tiene que ser dudado repetidas veces para cambiarlo.
Sin embargo, cuando creas en lo correcto verás que creer que no sabes nada (como diría Sócrates) no es más que buscar un espacio más por el que aprender.

Los pasos de cómo cree el ser humano aunque la mayoría no llegue ni al segundo porque no saben ni qué creer, vienen cuando de verdad te planteas las cosas y en qué debes creer. A continuación enumeraré los distintos tipos de creencias:
La primera es por ignorancia, la segunda por creencia, la siguiente por locura y la última por convicción.

¿Y tú? ¿Qué crees creer?

.

jueves, 16 de enero de 2014

Satisfacción

La satisfacción es aquello que nos provoca alegría aunque sea por un momento breve que hace que perdure en el tiempo un estado de ánimo que hace que nos levantemos cada mañana con ánimo de sonreír y mirar al cielo nuevamente con cada día que pasa. Por lo que no es un momento, son muchos, son sentidos y emociones de todos los colores que nos llenan de alegría.

Por ejemplo, respecto a lo emocional, aunque no pueden esperarse recompensas mayores, el Núcleo de Acumbens, el que se cree que es el sistema central del placer, recompensa con dopamina cual droga por la fisiológica del ser humano como pueda ser la repetición intelectual de algún reto terminado "satisfactoriamente". Y aunque esto pueda considerarse como la superstición de la paloma, es necesaria para el desarrollo y la supervivencia de la sociedad como especie inteligente como puede verse Esperando a ser felices aunque esta felicidad sea algo volátil y pasajera, siempre quedará la marca del pasado y del trabajo bien hecho. Como diría yo parafraseando a Woody Allen, "el amor y el trabajo son esas dos pasiones que te mantienen con vida."

Las  recompensas del inconsciente bloquean el libre albedrío, siendo este una elección clara y beneficiosa no solo para uno sino para todos, (ego-empatía) sin dejarse influenciar inconscientemente, es decir, siendo consciente de los aspectos fisiológicos que inclinasen la balanza hacia un lado u otro como por ejemplo los sentidos y los sentimientos.

La motivación, la confianza, el optimismo, la felicidad... son al fin y al cabo una expresión de lo mismo, un camino para la satisfacción. Que, por otra parte provoca estrés, desmotivación, depresión, pesimismo, infelicidad... y a la larga insatisfacción por un déficit de serotonina al no ver cumplidas nuestras expectativas iniciales.

Pero lo importante es satisfacer o tener la satisfacción de hacer algo (estar satisfecho). Pueden estar dos sujetos satisfechos juntos cuando se comparten motivos ocultos egoístas y trabajan en cohesión y respeto los unos con los otros. También se puede ser motivo de satisfacción, se busca llamar la atención consciente, llamando la atención sobre lo que le gusta al resto y a uno mismo, si bien es algo que no se puede generalizar en la mayoría de las ocasiones es cierto sino nadie estaría buscando hacer ese algo que provoque la alegría de la mente aunque sea a través de los cuerpos, al fin y al cabo todo somos iguales con los tres cerebros (límbico, reptiliano y humano).